domingo, 19 de febrero de 2017

¿Cuando fue fundado Nogales?

La principal duda de los nogalenses en relación con la fundación de esta población se relaciona con su fecha. Este es un error que se ha perpetrado a través del tiempo debido a que quienes debían saber la fecha verdadera se equivocaron al proporcionarla o no se atrevieron a corregirla. Sin embargo, una de las principales tareas del Cronista es aclarar errores como éste.

Se han manejado tres fechas como posibles del inicio de esta población. La primera corresponde al establecimiento de la Aduana de Nogales,  la segunda surge con la inauguración del Ferrocarril de Sonora, y la tercera es la de cuando fue erigida esta población.

Antes de considerar la primera de estas fechas, la del establecimiento de la Aduana nogalense, debemos partir de una premisa: una aduana no es lo mismo que una población.

La Aduana de Nogales fue establecida por decreto federal el 2 de agosto de 1880 junto con otras tres: la de San Pedro Palominas, la de Sásabe y la de Quitovac.



De todas ellas, las únicas que evolucionaron hacia poblaciones fueron las de Los Nogales y la del Sásabe; mientras que San Pedro Palominas y  Quitovac jamás fueron poblados y  hoy se encuentran poco menos que deshabitadas. La meta que había detrás del establecimiento de Aduanas como la de Nogales fue para combatir el contrabando de bienes a Sonora, el que ayudaron a controlar.

Ahora bien, aprovechando el paso de Los Nogales, un rancho que fuera comprado por José Elías en 1841 y que se encontraba despoblado entonces, el Ferrocarril de Sonora fue construido e inaugurado el 25 de octubre de 1882 en su contacto con el New Mexico & Arizona Railroad justo en el punto en el que el arroyo de Los Nogales cruza la frontera que había sido establecida por el Tratado de la Mesilla, o sea a unos pasos de la actual garita principal de Nogales (De Concini port of  Entry).

Este ferrocarril utilizaba el paso natural que forma el Arroyo los Nogales, afluente del Río Santa Cruz, paso que desde siempre había existido y comunicaba al Río Asunción (o Ascensión) hacia el sur, con el Río Santa Cruz hacia el Norte.



Transcurrida la ceremonia de inauguración, los asistentes fueron llevados a un hotel que acababa de ser abierto en el actual Río Rico.

Esto sucedió mientras que, aledañas a la estación de Los Nogales, en esa misma fecha o en otras cercanas fueron inauguradas otras estaciones ferroviarias más: la estación de Lomas, la de Agua Zarca, etc. Bueno, a ninguna de ellas alguien se atrevería a llamarla población, ya que jamás lo fueron.En otras palabras, al igual que sucede con las Aduanas, una estación ferroviaria tampoco es una población.

Tate
Pasó el tiempo, y poco antes de la inauguración oficial del poblado, en enero de 1883, un investigador holandés, Herman Ken Tate, visitó el lugar y nos dejó una descripción del  mismo, la que se puede encontrar aquí.

Y así llegamos a la verdadera fecha fundacional de esta población. Con la intención de darle certidumbre legal al arribo espontáneo de gente al lugar, el Gobernador de Sonora , Luis Emeterio Torres, firmó el 9 de julio de 1884 el decreto No. 29, titulado "Ley que erige en municipalidad a Nogales"; el Congreso de Sonora lo firmaba un día después, y se publicó en el Periódico Oficial de Sonora el 11 de julio siguiente. Esta es la única ley que le da sustento legal a esta población. Es la fecha de fundación de Nogales, ocurre cuando los primeros nogalenses adquieren legalmente sus terrenos, construyen sus casas y empiezan a vivir en la población de Nogales.

Y aquí merece que mencione un hecho histórico que aclarará esta posible duda para quien aún dude de su veracidad. La fecha Oficial de fundación de Tucsón, en Arizona, en cualquier fuente que se tome, ocurrió el 20 de agosto de 1775, hecho que quedó grabado en el decreto del Inspector de los Puestos Fronterizos de Nueva España, Hugo O´Connor,  Esto sucedió a pesar de que Tucsón había sido visitado casi un siglo antes por el misionero Jesuita, Eusebio Francisco Kino, quien estableció varias misiones en ese lugar.

domingo, 12 de febrero de 2017

¿Cuándo murió José María Arana?

La tumba de Arana
Después de una búsqueda que me llevó a Magdalena a visitar su tumba para ver si encontraba alguna pista sobre la fecha de su muerte, únicamente encontré en el panteón de esa ciudad  que el obelisco que forma su sepulcro fue erigido por el gobierno municipal de esa población en 1940, o sea una fecha que es muy tardía para ser la de su fallecimiento.  Así, resultó que esa búsqueda había sido una investigación estéril, sin salida.

Pero permítanme explicarme acerca de las posibles causas del error. En Magdalena abundan las historias acerca del fallecimiento de José María  Arana. Arana había sido el constructor de la campaña antichina en Sonora durante los años que van entre 1916 y el de su fallecimiento. Cuando empezaba la investigación, mientras que unos me dijeron que había muerto en uno u otro lugar, otros que debieron de conocer las circunstancias de su muerte, opinan que la verdadera causa se relaciona con su posible envenenamiento como consecuencia de su campaña antichina. Sin embargo, no encontraba nada en concreto, ya fuera un  papel, o alguna prueba irrefutable de que había fallecido en tal o cual fecha; es decir, algo que probara irrefutablemente esa fecha.

De esta manera, intentando aproximarme lo más posible a la fecha de su muerte, encontré que entre sus papeles, que se encuentran en la Biblioteca de la Universidad de Arizona, la carta más tardía que recibió fue procedente de aquí, de Nogales,  y que le fue escrita con un tema que no viene al caso mencionar, por Don Gabriel Corella el 23 de junio de 1921. Por otro lado, también entre esos papeles podemos encontrar una carta, escrita por un hijo suyo, que nos prueba que Arana había fallecido antes de 1925.

Así que decidí consultar los libros del Registro Civil de Magdalena que, estaba seguro, me dirían con seguridad la fecha y verdadera causa de su fallecimiento,  y después de una minuciosa búsqueda, encontré su acta de defunción, ocurrida según reza la misma el 20 de septiembre de 1921;  "hoy a las 2 horas 45 minutos de la tarde falleció a consecuencia de anemia cerebral, en la casa número 2 de la calle La Favorita el Señor Don José María  Arana, de 58 cincuenta y ocho años de edad."




Creí  entonces que había resuelto ese problema, por  lo que le comuniqué mi hallazgo al Cronista de Magdalena, quien de inmediato se mostró receloso sobre lo que decía el acta, ya que por ejemplo, a él le habían contado que Arana había fallecido en otro lugar. 
Así que  para  alcanzar una mayor prueba de la verdadera fecha, busqué también en los registros Parroquiales de Defunciones de la misma población, hasta que encontré otra acta,  que a la letra dice: "En Magdalena, a dos de enero de mil novecientos veintidós falleció José María Arana, casado, de sesenta y cinco años. No recibió los sacramentos." Así que nuevamente me encontraba en otro callejón sin salida.



De cualquier manera, y sea cual  haya sido la fecha de su muerte, la campaña antichina en México entró, después de ocuurrida ésta, en una especie de marasmo interrumpido por un pequeño renacimiento ocurrido a mediados de los 20 por las guerras chinas Tong (Puedes leer el artículo relacionado aquí), que obligaron al gobierno de Alvaro Obregón, tras una investigación, a deportar a 43 chinos.

No fue sino hasta el inicio de los 30, cuando se formaron unos 200 comités antichinos, además de que ocurrió entonces también la gran depresión económica mundial, que bajo el gobierno de los callistas, Francisco S. Elías (1929 - 1931 pariente lejano suyo) y Rodolfo Elías Calles (1931 - 1934 hijo suyo), se realizó en Sonora la expulsión de la mayoría de los chinos, aunque para entonces habían intervenido otros factores, como el ya mencionado por mí mismo en otro artículo de este mismo blog (Ese otro artículo puede ser leído aquí), de la conjugación de  otros fines  en el "Partido Revolucionario Sonorense, que promovió la candidatura de Adolfo de la Huerta para la Gubernatura de Sonora, hecho que se convirtió en un presagio de la colaboración futura del gobierno posrevolucionario con el movimiento antichino y el manejo de masas para fines políticos."


Sin embargo, a Arana ya no le tocaría esa etapa de formación del nuevo México o de la campaña antichina, aunque frente a mí se encuentra un enorme tema que, aunque interesantíimo, o  sea el de la combinación de organizaciones como la campaña Antichina en la formación del poder político en el México posevolucionario. El México corporativista, pues, se sale del central de estos artículos.

domingo, 5 de febrero de 2017

El Centenario de la Constitución

A finales de 1914 había ocurrido la Convención de Aguascalientes, cuyos resultados principales fueron la nominación de Eulalio Gutiérrez como Presidente y el restablecimiento de la Constitución Federal de  1857, lo que a su vez provocó un cisma revolucionario entre Villistas y Carrancistas, hecho que desembocó en la convocatoria de una Convención Constituyente, dirigida por Carranza, la que sesionó en Querétaro a partir del 1 de diciembre de 1916 y  hasta el 31 de enero de 1917 y desembocó en la promulgación de la nueva Constitución Federal, el 5 de febrero, que es la que rige actualmente sobre todo México. Es decir, estos días se cumple un siglo de esos hechos.

Por otro lado, en Sonora regía entonces la Constitución de 1861, reformada en  1872, y debido a que nuestra Constitución no podía contravenir  los principios de la nueva Constitución Federal, el Gobernador Interino de Sonora, Adolfo de la Huerta, emitió el Decreto número 90, el 29 de marzo de ese 1917 para elegir nuevas autoridades en Sonora, así como al nuevo Congreso del Estado, que según su artículo 2 tendría carácter de constituyente.


Ya formado éste, fueron electos los Diputados  Clodoveo Valenzuela como Presidente y Gabriel Corella, de Magdalena, como Vicepresidente. El 30 de junio, a través de la Ley No. 2, fue elegida la Villa de Magdalena como asiento del poder judicial y se le elevó a la categoría temporal de Capital del Estado y permanente de ciudad.  En la imagen de los Diputados locales que incluyo arriba, por ejemplo Don Gabriel Corella aparece en la segunda fila, los de pie, el cuarto de izquierda a derecha, con traje claro.

Colegio  Fenochio
En el Colegio Fenochio de Magdalena se realizaron las deliberaciones y la redacción de la nueva Constitución Estatal de Sonora, la que nos rige en este Estado, misma que fue promulgada a las 11 A.M.  del 15 de septiembre de 1917 en el que era entonces kiosco de la plaza pública de esa población.

El Kiosco y la antigua plaza central de Magdalena


Sonora ha tenido hasta hoy 6 Constituciones. La primera, de 1825, regía sobre el entonces Estado de Occidente, que estaba formado por los actuales Estados de Sonora y Sinaloa, y la formaban 319 Artículos. Esto mientras que la última, de 1917, la componen 165 Artículos, aunque  ha pasado entre 1923 y este último, de 2016, por 101 reformas, de las que 15 aun no han sido aprobadas por los Ayuntamientos sonorenses.

De los cambios Constitucionales más notables están el voto de la mujer, que se decretó en abril de 1954, así como la reelección consecutiva de los ayuntamientos, o los Diputados Locales a partir del 2021; el gobierno de coalición,  el referéndum o la revocación del mandato en los municipios.

domingo, 29 de enero de 2017

Cómo fue la Presidencia Municipal de Arana en Magdalena

José María Arana como Presidente Municipal se caracterizó por ser un enlace y procurador de servicios para el gobierno Federal y Estatal, a la vez que utilizaba esa intermediación como trampolín para alcanzar mayores posiciones.

Esta técnica se aprecia desde sus inicios, cuando le regala dos minas, Soledad y Arana Hermanos, al entonces Gobernador  de Sonora, Plutarco Elías Calles, aunque éste las rechaza diciéndole que le devuelve su documentación, y agrega: "...soy pobre y no cuento con más recursos que el sueldo que tengo señalado..."

Ya lograda cierta ascendencia pública, Arana se valió de la asociación antichina para alcanzar un mayor peso social frente al gobierno y a la vez en convertirse en un intermediario casi indispensable entre los sonorenses y el gobierno. Inicialmente empezó con Magdalena, aunque eventualmente se extendió por todo el territorio sonorense, cubriendo, además de Magdalena, a Cananea, Nacozari, Hermosillo, Guaymas, Nogales, y aún otros Estados como Sinaloa.

Un ejemplo de ésto ocurre el 11 de septiembre de 1918, cuando se comunica con él cierta persona de apellido Arvizu (la firma es algo ilegible) y le recomienda a un Sr. Ramírez como Jefe de Policía para el nuevo ayuntamiento que empezaría, no en Magdalena sino en Nogales.

De la misma manera, cuando fue alcalde de Magdalena, Arana consiguió que el periódico "Pro Patria" se imprimiera en los talleres de la Escuela Cruz Gálvez, así como  también era un donante en grado nada despreciable de esa institución, al grado de que recibía cartas de agradecimiento del mismo Elías Calles, y participaba en la  venta de cerveza y de alcohol, este último "para atenciones médicas", a pesar del Decreto No. 1, que lo prohibía expresamente.

Un aspecto muy importante del desarrollo de la campaña de Arana fue que incorporó a la misma dentro del Partido Revolucionario Sonorense, Partido que promovió la candidatura de Adolfo de la Huerta para la Gubernatura de Sonora, hecho que se convirtió en un presagio de la colaboración futura del gobierno posrevolucionario con el movimiento antichino y el manejo de masas para fines políticos.

Cambiando ligeramente de tema, no conozco la razón detrás de la carta manuscrita que le envió el Presidente del Comité Antichino en Hermosillo, el Sr. Francisco G. Bátriz, en la que le pide: "...haga lo posible por conseguirme en esa un kilo de "mariguana" que ofrecí a unas personas para que se la aplicaran contra las reumas" y luego aclara la verdadera razón del insulto: "¿Qué ha hecho la plataforma aranista? Los correligionarios de ésta me lo preguntan. El cerebro es Ud. Produzca algo, compañero..." A esta acusación, debo aclararlo, no se dignó responder Arana.

Ahora bien, y en relación con el problema chino, es notable en sus cartas, y derivado de su campaña antichina, sus constantes referencias a la transmisión de enfermedades por ellos, además de consideraciones puramente económicas como razones para combatirlos. Del problema femenino ni una sola palabra originada en él.  Estas razones de la campaña surgiríam durante la década siguiente.

De esta manera logró que durante la presidencia municipal en Magdalena de Arana, 34 comercios chinos cerraran sus puertas en esa población, quedando seis, además de 19 comercios de mexicanos que iniciaron operaciones.

domingo, 22 de enero de 2017

La Presidencia Municipal de José María Arana en Magdalena

En el artículo anterior de esta serie veíamos cómo  el periodo entre 1916 y 1917 fueron años decisivos para el desarrollo de la vida pública de José María Arana. Por un lado, la asociación antichina crecía viento en popa, y por el otro la campaña política en la que éste buscaba la alcaldía de Magdalena también le era propicia. Sin embargo, no todo era color de rosa.

Su posición pública se complicó cuando Juan Lung Tain "el hombre más rico de Sonora" como le calificaba el mismo Arana, lo acusó de difamación. Este acto llevó al arresto inmediato de Arana, y de resultar ser cierto, le prohibiría participar en la búsqueda de la alcaldía magdalenense de acuerdo con el Artículo 50 de la Ley Electoral. De esta manera, el periodo de tiempo siguiente fue empleado para encontrarle una salida legal al embrollo, hasta que  el 27 de diciembre de 1917, sus abogados defensores, Gilberto Valenzuela, Daniel Benitez y Primo Villa Michel, le comunicaban que la parte acusadora "Juan Lung Tain, declaró Juzgado Mexicano ser ciudadano mexicano y llamarse Juan Lau Chi."

Esa confesión del negociante magdalenense-chino  echaba por tierra la acusación de difamación ya que, legalmente, el sujeto del artículo periodístico de Arana, Juan Lao Chi  no era en realidad el mismo que había sido atacado en el artículo periodístico de Arana, Juan Lung Tain, además de que el Código de Procedimientos Penales establecía que únicamente la persona ofendida podía hacer alguna reclamación por ofensas recibidas, por lo que se ordenó la liberación de Arana.

Vinieron después las elecciones municipales en las que participó, ganando con una mayoría de 502 votos. Sin embargo, no logró tomar posesión, ya que nuevamente fue arrestado y llevado a la penitenciaría de Hermosillo en donde permaneció detenido alrededor de dos semanas, hasta que logró una audiencia con el Gobernador de Sonora, Gral. Plutarco Elías Calles, quien le dijo que su prisión se debía a presiones chinas, y ordenó su liberación,  aunque le fue impedido, al menos temporalmente, que tomase posesión de la presidencia municipal de Magdalena.

Como premio de consolación le fue asignado el nombramiento de Secretario en el nuevo gobierno municipal, aunque supo que sería arrestado nuevamente al intentar tomar posesión, por lo que otra vez se escondió. Sin embargo, la situación de quienes lo acusaban era insostenible, además de que se echaba encima la opinión pública magdalenense, por lo que finalmente logró su ambición de alcanzar esa alcaldía para el periodo 1918 a 1920.

Durante su presidencia, los temores que habían expresado los chinos resultaron ser ciertos, ya que Arana, valiéndose de que el gobierno de Sonora necesitaba recursos económicos para echar a andar la escuela Cruz Gálvez, por un lado aportaba continuamente ayuda para esa construcción, y al mismo tiempo acusaba a los orientales de evitar colaborar para esa construcción, así como otras acciones de ayuda al gobierno que hoy  materialmente serían ilegales. En el artículo siguiente de esta serie mencionaré algunas de ellas. De esta manera logró inclinar a su favor las políticas de Elías Calles, el nuevo hombre fuerte de México.

domingo, 15 de enero de 2017

José María Arana y la Constitución Federal de 1917

Investigando en diversos archivos y bibliotecas, me doy cuenta de que existen enormes lagunas de información sobre la campaña de Don José María Arana contra los chinos.

Ya conocemos los aspectos generales de cómo empezó esta  campaña en Magdalena. Como vimos, Arana no fue el primer dirigente de esa campaña, aunque el Presidente inicial en esa  población, Francisco C. López, renunció el 29 de marzo de 1917, y fue sustituido en el cargo por José María Arana, mientras que el Secretario del organismo, Bartolo Grijalva hizo lo mismo la misma fecha y fue sustituido por José Lafontaine. De esta manera cobró fuerza en el Norte del Estado la campaña antichina de Magdalena, gracias  a los esfuerzos de José María Arana.

Este, por entonces, iniciaba también su campañ a para la presidencia municipal magdalenense, al  mismo tiempo que el país se encontraba inmerso en el proceso revolucionario. No conozco cuando decidió Arana contender por la presidencia de Magdalena, aunque el decreto de Don Venustiano Carranza, "Primer Jefe del Ejército Constitucionalista" por el que "se convoca a elecciones municipales en todo el país para el primer domingo del próximo mes de septiembre," fue firmado  en la Cd. de México el 12 de junio de 1916.

Es probable que Don Venustiano recordara con afecto a la población de Magdalena, en donde se había refugiado tiempo antes.

Al decreto lo había precedido la Convención de Aguascalientes a finales de 1914, cuyos resultados principales fueron la nominación de Eulalio Gutiérrez como Presidente y el restablecimiento de la Constitución Federal de  1857, hecho que a su vez provocó el cisma revolucionario entre Villistas y Carrancistas, cisma que llevó a la convocatoria de una Convención Constituyente, misma que sesionó en Querétaro a partir del 1 de diciembre de 1916 y hasta el 31 de enero de 1917, hasta  desembocar en la promulgación de la nueva Constitución el 5 de febrero. Es decir, estos días se cumple un siglo de esos hechos.

Después de esta desviación para explicar el contexto del país por entonces, regreso al tema central de estos artículos, la campaña antichina que a partir de marzo de 1917 quedó bajo la dirección de José María Arana.

Al ver sus antagonistas que quedaba Arana como dirigente principal de la campaña, dirigieron entonces contra él sus ataques, a la par que crecía la asociación antichina territorialmente en Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nayarit y Baja California.

Estos ataques no fueron únicamente en forma anónima, sino que también consistieron en demandas judiciales en contra de Arana. Por ejemplo, Francisco Yuen y Tomás Juan, Presidente y Secretario respectivamente de la Unión Fraternal en Magdalena, acusaron a Arana de difamación por una situación que no viene al caso tocar, aunque pedían una compensación de $5,000 pesos. A esta demanda le siguió la principal y definitiva, de Juan Lung Tain en su contra, aunque el espacio se me agota, por lo que continúo en el siguiente artículo de esta serie.

domingo, 8 de enero de 2017

Características y desarrollo de la campaña antichina de Arana en Magdalena, Sonora

Después de las interrupciones que realicé, regreso a la campaña antichina de José María Arana en Magdalena, Sonora, aprovechando además el espacio para agradecer la colaboración del Cronista de Magdalena, Prof. Andrés Corella, en la facilitarme datos para estos artículos aunque, claro, la responsabilidad de lo que aquí aparece es mía.

Arana según la galería de alcaldes
Sin embargo, antes de empezar el artículo debo describir una situación en la que no sé aún cual sea la verdad. En el palacio municipal de Magdalena se encuentra una galería de presidentes de ese municipio, y obviamente la imagen de José María Arana no podía faltar. Muestra a un individuo de unos 50 años, con bigote poblado y calvicie avanzada. Por mucho tiempo pensé que ésta sería la imagen de Arana.

Sin embargo, entre los papeles de la colección Arana de la Universidad de Arizona, se encuentra un volante publicado durante la campaña para la alcaldía de Magdalena, en el que aparece un José María Arana muy diferente al de la galería de Magdalena.

Arana según los papeles
Se trata de un individuo de edad más avanzada que el de la galería, aunque la principal diferencia entre ambos es que el personaje de mayor edad muestra restos de cabello en la cabeza, que en el individuo de menor edad no aparecen.

Obviamente, no se trata del mismo individuo que el de la galería, aunque no sé cual de los dos no corresponda a Arana, por lo que presento ambas imágenes para que el lector pueda percibir las diferencias entre ambos.. Adelanto mis disculpas por la calidad de la segunda imagen, pero al tratarse de un volante, fue doblado originalmente.

Las características generales del movimiento antichino son como sigue: durante el periodo del porfiriato no se habían presentado manifestaciones masivas antichinas en México. Fue hasta la revolución cuando empezaron éstas, de la que posiblemente la masacre de chinos en Torreón, Coahuila, haya sido la más notable.

De cualquier manera, en Magdalena, Sonora, a principios de 1916 era formada la Junta Comercial y de Hombres de Negocios de esa población, cuyas metas específicas, como veremos en un artículo posterior, fueron la de combatir la presencia china en Sonora.

Esta asociación se valió de un periódico propio, "PRO PATRIA", para realizar una campaña de concientización de la sociedad sonorense contra los chinos. La campaña fue apoyada en mayor o menor grado por los distintos gobernadores de Sonora.

Ahora bien, internamente, dentro de la estructura de ese organismo, entre los participantes más valiosos con que contó el movimiento estuvo una maestra residente de Magdalena, María de Jesús Valdés, quien empezó a participar en ese movimiento durante la campaña en 1917 con discursos dirigidos a la mujer sonorense, hasta llegar a presentar la imagen femenina como guardián de la pureza racial.

Sin embargo, el verdadero dirigente del movimiento fue José María Arana, cuyos esfuerzos desembocaron en el desarrollo de las políticas que se implementaron por parte de Sonora en esa etapa de su historia.

Un anónimo recibido por Arana
De esta manera, la campaña de Arana fue recrudeciéndose durante 1916 y 1917, hasta provocar la respuesta del principal comerciante chino de Sonora, Juan Lung Tain, quien argumentaba que lo único que Arana buscaba era deshacerse de los chinos, sin importarle si en el proceso denigraba más a los mismos sonorenses. Esto sucedía mientras que algunos chinos, o tal vez mexicanos que se aprovecharon de esa situación, apelaron a acusaciones vulgares, a amenazas contra Arana, por lo que el nivel de la polémica decayó.

Frente a ese panorama, Arana se respaldaba, mencionando el trabajo de los 16 comités antichinos que había en la entidad y más de 5,000 miembros, cuyo trabajo no era nada despreciable.

Vino después un periodo en el que se mezcló el factor  de la política nacional, como el del grupo Sonora que poseían el poder nacional, encabezados cronológicamente por Alvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y Adolfo de la Huerta, quienes establecieron entonces las bases institucional e ideológica del nuevo Estado, en el que el movimiento antichino funcionó como un importantísimo modelo antecedente de la retórica nacionalista que formó ideológicamente a la nueva nación. Pero todo eso queda afuera del espacio de que dispongo, así que lo tocaré en otros artículos posteriores.